=7=

Hay que notar que la sustancia esa, no es la sustancia material tal como nosotros la comprendemos; es una sustancia sutil, (material por eso), que rodea, o envuelve al verdadero espíritu que es el átomo de esencia divina a que se refiere el Pastor. La envoltura propiamente material y grosera, no la toman los espíritus hasta que entran en los mundos, tomando en cada uno la que corresponde en ellos. La primitiva, la que reciben en el acto de la creación no la abandonan hasta que están muy perfeccionados; ella los acompaña siempre, ya en las regiones espirituales ya en los mundos en los cuales se encarnan.

Volver