Año 1º

Barcelona 1º Enero 1887

Nº. 1

PRECIOS

Barcelona, gratis en la
Redacción.
Números sueltos..........
Provincia....................
Extranjero y Ultramar...

0,50
0,10
0,15

LA CABAÑA

NUESTRO LEMA:


Amor, Paz y Caridad
espirituales

Periódico Filosófico Espiritista Esencial, Defensor del Deísmo y Cristianismo Verdad

ADMINISTRACIÓN: ABAIXADORS, 10, 3º 1ª

A la prensa en general

LA CABAÑA saluda a la prensa y le pide mil perdones por el atrevimiento que ha tenido de meterse de rondón entre palacios tan suntuosos como reconoce hay en la prensa periódica; pero la altura a que ha llegado el progreso humano, y sobre todo la tolerancia de alternar el saber rústico con el bello y refinado lenguaje, le han dado animación para introducirse en un terreno, del cual procurará sacar tan brillante producto cual el edificio más floreciente en su clase lo haya podido recoger jamás. Cuenta para ello con el saber pastoril, y si bien los pastores no pueden presentar un birrete de doctores universitarios, tanto de filosofía y letras cuanto de física y química y otros, pueden sí, componer una pierna que rompan las ovejas de su rebaño sin otros libros que, el que le está enseñando constantemente aquel que lleva el cayado, el cual es, el Pastor en verdad. Por tanto, ya habrás comprendido, querida prensa, que no viene LA CABAÑA a discutir contigo el terreno político material, no; viene decidida a discutir el Deísmo, Cristianismo y Espiritismo que, aún cuando todo es la misma cosa, malas comprensiones religiosas las han dividido en tres, con cuya separación han conseguido los malos religiosos de todos los matices crear el materialismo, el ateísmo; pues bien, queridos deístas religiosos y espiritistas; de la misma manera que con vuestros hechos habéis dado motivos para que esto último suceda, debemos probar con hechos también, que el ateísmo no tiene razón de ser desde el momento que el hombre se reconoce ser algo más que todos los animales.

Empecemos, pues, una campaña de discusiones morales, dando principio por aclarar los atributos divinos que tanto las religiones como las filosofías conceden al Ser creador universal, (darle el nombre que tengáis por conveniente, sea Dios, Arquitecto u otro), pero, ya queda dicho, moralmente, previniendo, que si alguno faltase a esta última advertencia no espere contestación de LA CABAÑA.

LA CABAÑA se propone presentar una comparación de sus pequeñas obras, con las que su antecesor Kardec dejó escritas, con cuya comparación comprenderán los Kardeístas cuán inútilmente han perdido el tiempo estudiándolas, puesto no han sabido recoger las flores y separar las espinas para hallar el camino verdadero, por el cual pisando sobre alfombras no llevarán ensangrentados los pies a la par que los cimientos del edificio los tienen sobre fango pudiéndolos tener sobre la fuerte roca y serían eternos.

Probará igualmente a los que se dicen cristianos, que no practican la verdadera doctrina del Cristo, y esto es causa de todos los males que en la actualidad pesan sobre la humanidad.

Sobre este terreno es donde LA CABAÑA se propone esgrimir sus armas pastoriles valiéndose de las que vosotros le presentéis para las grandes batallas morales a que os invita.

En cuanto al lenguaje que usará será tan rústico como su nombre, mas no temáis a la rustidez, pues sabe, debe tratar como quiera ser tratada, y tan vulgar como posible sea para que oiga el que quiera y comprenda el que pueda.

Tenga presente la prensa en general, que si al principio pido mil perdones no es para que disimule a LA CABAÑA las faltas o errores en que pueda incurrir, no, porque en tal caso no daríamos la luz tan clara como la humanidad necesita en los actuales momentos; por el contrario, en el terreno de la discusión debemos obrar con todo el rigor de la verdadera justicia, sin que nos dejemos dominar del egoísmo ni amor propio, causas de todo mal; esperamos, sí, alguna indulgencia en casos como en el no dar contestaciones a nuestros contrincantes tan pronto como ellos y LA CABAÑA lo deseen, pues contamos con tan escasos recursos materiales como abundantes espirituales, causa por la que LA CABAÑA no saldrá más que una vez al mes, hasta que las circunstancias lo permitan.

Dará también alguna serie de comunicaciones habidas fuera de sus reuniones para que la humanidad, comparándolas con los sucesos actuales, pueda llegar a comprender que nuestros hermanos libres ven el porvenir mejor que muchos de nosotros el presente.

El Espiritismo filosófico esencial

Cuando en 1880 empezamos nuestros estudios filosóficos espirituales nos dedicamos a buscar nuestra procedencia, así como el principio fundamental de nuestra inteligencia; pero no con libros que otros mortales escribieron, pues nos sirvieron de Maestros, seres que como nosotros pertenecieron al mundo en que nos hallamos; nos empezó la curiosidad por buscar halagos para la parte material, mas pronto obtuvimos la reprensión siguiente: <<Buscad lo esencial con fervor y se os dará lo material por añadidura>> y, en efecto, siguiendo este consejo, pronto supimos que nuestra inteligencia es una chispa de luz divina sembrada en materia etérea e imponderable, y que la mayor o menor comprensión de lo divino consiste en que aquella chispa de luz haya dominado más o menos a la parte material que se halla en su unión, y que este dominio consiste en el cumplimiento de la ley divina. Preguntamos por la mencionada ley y se nos contestó: Cuando Dios sembró su esencia o sea su inteligencia en la materia imponderable, le impuso la condición de que no volvería a su lado hasta que la hubiese vencido; al oír esta última palabra nos causó cierta admiración, la cual siendo notada por nuestro Instructor nos habló de esta manera: No te admires por tan poca cosa que otras mayores verás y oirás en el transcurso de tus estudios, y todas llegarás a comprenderlas con tanta sencillez como ésta, mas si a pesar de mi vulgaridad hubiere alguna cosa que no comprendiereis, pregunta tantas veces cuantas necesites, pero nunca te quedes con dudas; y prosiguió de este modo: Dios, esencia pura de todas las esencias que puedes imaginar, para crear tu espíritu juntó o sembró una chispa de su esencia a otra parte que aunque muy etérea e imponderable es materia; la primera lleva consigo todo lo que reconocéis por bueno, y para abreviar vuestra comprensión la reconocerás con estas palabras amor, paz y caridad, o sea, luz, vida e inteligencia; la segunda es todo lo contrario orgullo, egoísmo y vanidad, o sea, guerras, tinieblas e ignorancias; de este modo formado el espíritu recorre la pluralidad de mundos luchando entre sí hasta que la esencia haya vencido a la materia y entonces vuelve la esencia pura y brillante al punto de su procedencia a gozar de lo que llamáis delicias eternas; pero nunca sin que haya cumplido el lema de amor, paz y caridad con todos sus semejantes como encomienda divina y recomienda de nuestro hermano Jesús cuando como tú se halló en el destierro.

Preguntado si los espíritus ven a ese Dios de que nos hablan nos contestó:

Si los espíritus tanto libres como encarnados no viéramos al Padre espiritual, este Padre sería menos que los materiales y por lo tanto no existiría; y sino decidme: ¿Acaso los que sois padres materiales os escondéis para que vuestros hijos no os vean por malos que éstos hayan sido si vuelven arrepentidos y sumisos a vuestra autoridad? ¿Y quieres que Dios, esencia del amor, paz, caridad, bondad y misericordia sea menos que vosotros los hombres materiales? No, Dios Padre creador universal posee los atributos que te he mencionado por los cuales es más, mucho más grande que lo hacen los hombres que pretenden adorarle; pero tiene también el atributo de justicia por el cual los hombres orgullosos y egoístas no pueden comprender tal videncia por cuanto no les cabe en ley y ésta es inquebrantable; luchen esos hombres espíritus hasta que hayan vencido su orgullo y egoísmo y entonces verán y comprenderán al Padre espiritual mejor que al material, pues Dios es amor y justicia para ellos como para los espíritus más elevados sin que pueda dejar de dar ni quitar la más pequeña parte que cada uno se haya ganado.

Preguntamos cual es el medio más seguro para poder luchar con ventaja sobre el egoísmo y orgullo y se nos contestó lo siguiente: Vuestro hermano llamado el Cristo lo dijo: no des a tus semejantes lo que no quieras para ti, obra con ellos como quisieres que obrasen contigo, única manera de amar al Padre que está en los cielos; le preguntamos si no podemos amarlo de otro modo y nos dijo: no lo puedes amar como no lo puedes ofender si no ofendes a uno de tus semejantes pues de otro modo no tendría el atributo de bondad y misericordia que ya los hombres le concedéis. ¿Luego los atributos que los hombres sabios conceden al Ser creador universal son tal como nos los han explicado? No son tal como os los han explicado pero sí como os los han mencionado; tú tienes el deber de aclararlos y vulgarizarlos para que las religiones todas formen su edificio sobre ellos y de este modo todas quedarán reducidas a una sola universal: la Ley Divina. ¿Podremos llegar a tal unión? tu materia dará el principio, tu espíritu verá llegar a la tierra lo que llamáis Paraíso terrenal y además nunca fue concluida obra alguna sin haber sido empezada, da tú el principio puesto las circunstancias te son favorables, y otros hermanos seguirán la obra, si sabes poner los cimientos sobre la fuerte roca.

¿Podrías decirnos algo sobre la naturaleza íntima de Dios? No es tiempo todavía; estudia, comprende y enseña la manera de comprender los atributos divinos y cuando por tu cumplimiento te permita la Justicia Divina, la verá tu espíritu por más que te halles en materia; además los espíritus no debemos enseñar ciertas cosas cuando éstas pertenecen a grados más elevados que a los que vosotros habéis llegado, pues faltaríamos al deber que tenemos de trataros en justicia; estudia y cumple, que no te faltará tu recompensa.

Pues bien; ya veis Deístas, Cristianos y Espiritistas que LA CABAÑA concede al Ser creador universal los atributos de amor, paz, caridad, bondad, misericordia y justicia, todos en grado infinito, sobre los cuales se halla dispuesta a probar al mundo entero que el verdadero Deísmo se comprende poco y se practica menos, como sucede con el Cristianismo y Espiritismo; así pues, discutamos hasta que la fuerza de la razón nos dé a comprender los errores que hasta el día se vienen cometiendo, y habremos dado el gran paso a la regeneración con el cual no dudéis que la humanidad venidera podrá ser lo que llamamos feliz.

Dios Creador universal

He aquí una palabra tan usada entre la humanidad y sobre todo entre las gentes fanáticas, que se ha convertido en el abuso más craso, por el cual una parte de los hermanos no fanáticos llegaron a dudar de la existencia de un propio Creador, dudas que en la actualidad son completas negaciones. LA CABAÑA viene observando a unos y otros y se halla en el caso de decirles que, basta ya de abusos y dudas, que el Creador es luz y única verdad; quitemos los abusos y por poco que la persona quiera razonar verá y comprenderá.

He dicho que las gentes fanáticas han abusado y voy a probarlo.

Era 1850 cuando LA CABAÑA se hallaba instruyendo en las doctrinas cristianas del padre Astete dirigida por frailes Escolapios, doctrinas que aquellos buenos frailes tenían gran cuidado en hacer penetrar en las inteligencias de sus alumnos al pie de la letra, pero LA CABAÑA no conformándose con aquella clase de penetración empezó por fijarse en ciertas flores cuyo aroma se aspira de tan lejos como sea la voluntad del Deísta que las quiera aspirar, pero también encontró escollos tan grandes que tardó mucho tiempo en poderlos vencer, vencimiento que no hubiera llegado sin la ayuda de los Profesores espirituales; tal es mi creencia y la explicaré para que la humanidad medite sobre ella.

La mencionada doctrina dice que Dios es sumamente bueno, sabio, misericordioso y sumo amor y justicia; también hallé en ellas que el Cristo enseñó la oración del Padre-nuestro para enseñarnos a orar, que hay dos clases de oraciones, mental la una y vocal la otra; que la primera es la mejor porque con ella se habla con Dios y con la segunda con los hombres; sin embargo, aquellos buenos escolapios no procuraban instruir a sus alumnos en el lenguaje mental a la par que imponían castigo al que no practicaba la vocal. LA CABAÑA se preguntaba a sí misma ¿para qué tanto rezar si a Dios solo llega la oración mental? ¿para qué pedir a Dios dádivas siendo justo? rezo inútil porque si no nos da lo que merecemos sin pedirlo no es amor, y si lo da, por pedirlo sin merecerlo no es justicia; ¿en qué quedamos Padre Astete? ¿y qué hay del limbo, purgatorio e infierno eternos? esto hizo que LA CABAÑA usando la oración mental comprendiera, no solo los atributos que concedéis a la Divinidad, sí también, que el fanatismo o tal vez el egoísmo obligó a muchos a tapar la luz debajo del celemín; y vamos a probarlo: la misma doctrina dice que los espíritus tienen dones y frutos, que somos desterrados y que el demonio es un ángel rebelde a Dios; también nos habla de los misterios de la Santísima Trinidad.

Descifremos estas partes por la gran importancia que encierran sus relaciones.

Para poder dar explicación de los espíritus, con tanta afirmación el Padre Astete, era preciso que él fuera espiritista y admitiera las revelaciones; ¿porqué, pues, no admitís que otros también las tengan? Decís en la Salve que somos desterrados ¿a dónde está, pues, nuestra Patria verdadera? y si el demonio es un ángel rebelde a Dios ¿dónde se hallará, y quién será el tal demonio? Hermanos míos, hagamos una comparación material para que os podáis orientar en lo espiritual. ¿Qué hace la justicia humana con los que se rebelan contra sus leyes? Los separa de entre los que cumplen mandándoles a reclusiones, presidios, etc., etc., pues de la misma manera la Ley Divina nos desterró a nosotros por no haber cumplido la encomienda divina y recomienda de Cristo que dijo: Amor, paz y caridad os recomiendo con vuestros hermanos; rectificando, cuando de los diez mandatos de Moisés los redujo al dicho de: ama a tu hermano como a ti que en ello amas al Padre que está en los cielos.

Compararemos ahora los misterios de la Trinidad con los atributos divinos y veremos cual será la causa de que existan lo que llamáis misterios.

¿Cómo es posible que un Padre, todo bondad y misericordia, guarde misterios para aquellos de sus hijos que, son buenos y cumplen sus mandatos? No es posible; vuestro Dios teniendo tales atributos no puede guardar secretos para aquellos de sus hijos que cumplen la ley de amor y caridad con sus hermanos; luego la parte misteriosa está en vosotros mismos, o sea, en vuestra falta de cumplimiento, y como la ley de justicia divina no la podéis vencer sin cumplirla, de aquí que vuestro orgullo no pueda consentir en que los tales misterios no existan para los que cumplen; ¿por qué tanta ofuscación? por el materialismo que os domina; desechadlo a imitación del Cristo, y habréis matado al ateísmo de la misma manera que lo habéis creado haciendo abuso del Deísmo y Cristianismo; pero si las malas interpretaciones expuestas no han bastado para hacer malo todo lo bueno que el Padre Astete nos presentó en su doctrina a los párvulos respecto de la Divinidad y sus atributos, corramos la vista un poco sobre los escollos que LA CABAÑA encontró y juzgue quien quiera y pueda si todo habrá sido fanatismo e ignorancia o habrá andado en ello alguna mano maliciosa.

Entre los hombres no hemos hallado ninguno que para unos de sus hijos tenga todo placeres y para otros todo penas y crueldades; luego si el infierno eterno existe para el espíritu es más cruel el Padre espiritual que el material; ¿y dónde quedan los atributos de bondad y misericordia? ¿en qué quedamos? ¿existe o no ese Dios tan bueno y justo? ¿Era o no el Cristo único hijo de Dios y Dios hombre? Preciso es que esto se aclare ante la humanidad si queréis que el Deísmo y el Cristianismo se sostengan por cuanto el Cristo para enseñarnos a orar empieza por decirnos Padre nuestro y con solo esta palabra ya dice que no es único hijo sino hermano de los hombres, oración en la cual no ha habido el menor reparo en hacer al mencionado Cristo tan ignorante en los atributos Divinos como el mismo Padre Astete demuestra con su fanatismo; mas dejemos estas aclaraciones para otro número que no nos faltará materia para otro artículo en el cual demostraremos que el Deísmo no puede marchar sin que los Deístas reformen sus religiones concentrándolas todas a reconocer en la mayor pureza los atributos Divinos, fuente de toda religión, en la cual todos llegaremos a beber un día no lejano.

A los Espiritistas

En nuestro artículo anterior hemos dado a comprender algunos errores de los muchos que hemos hallado en las doctrinas del Padre Astete, con los cuales hemos probado una pequeña parte de los abusos que del Deísmo y Cristianismo se han hecho, causa de la creación del Ateísmo; pero no los hallamos menores en las prácticas de los que se titulan Espiritistas, puesto que en ellas también se niega la Divinidad, o sea, los atributos Divinos, errores que no nos atrevemos a juzgar si se cometen por ignorancia o por mala fe, puesto nos hemos hallado con varios que dicen haber estudiado mucho las obras fundamentales de Allan Kardec y todavía no hemos hallado uno solo que las haya comprendido, puesto en ellas se hallan las flores espirituales; algunos han pretendido refutar nuestras revelaciones, mas no se han atrevido a ello a pesar de darse el título de sabios en el espiritismo Kardeísta; por nuestra parte nos hallamos dispuestos a decir que cuanto en ellas decimos como espiritismo esencial lo hallamos confirmado en las obras del mencionado Kardec, mas si ellos por seguir el espiritismo material no han comprendido que las nuestras adelantan más los estudios, cúlpense a sí mismos y busquen en el libro de los Espíritus página 3, 7 y 48 partidas 9, 20 y 147 las causas que les impiden tal comprensión y las hallarán arregladas al atributo de Justicia Divina; pero hay más, niegan en público y en privado que el espíritu encarnado pueda ver y hablar con su Creador dándonos a nosotros el epíteto de orgullosos. Estos hermanos no han visto la página 37 partidas 116; admiten que los espíritus ignorantes tengan facultades para dañar las materias, luego tampoco han visto las páginas 41, 53, 55 y 109 partidas 11, 13, 14 y 22 del libro de Médiums en donde podrán hallar la comunicación con Dios bastante declarada, y mediten con detención, que si tales puntos no fueren certeros no podrá existir el atributo de justicia que tanto se repite en las mencionadas obras; estudiad las obligaciones del Guía protector con el protegido; aprended el lenguaje espiritual y os hallaréis exentos de todo error si sabéis cumplir como protegidos; además ¿no engañáis y castigáis vosotros a vuestros pequeñuelos para poderlos guiar en lo material? ¿os tratan ellos de malos a vosotros? no, y ¿creéis acaso que vosotros en lo espiritual habéis llegado a salir de niños pequeñuelos? no, porque en tal caso no buscaríais a los Espíritus para otra cosa que no fuera exclusivamente esencial perteneciente al ser humano, con lo cual en caso de duda en el trato que os dieran acudiríais al Padre espiritual en queja a imitación de vuestros pequeños cuando son maltratados por hermanos mayores también materiales. En nuestra segunda revelación damos a comprender con toda vulgaridad dichas obligaciones tanto con pacto como sin él; si no las habéis comprendido ¿por qué preferís la negación del atributo de justicia Divina a discutir sobre ese punto para averiguar si vosotros o LA CABAÑA se encuentran en error? porque sois tradicionalistas y no sabéis otra cosa que lo que otros estudiaron sin llegar a comprender que otros como vosotros pudieron equivocarse, y sin haber comprendido lo que leéis; los espíritus dijeron ya que no pueden dar noticias más elevadas que las que pueda comprender el médium; pero no es esta sola la causa de la no comprensión, es el uso que hacéis de los consejos que recibís, que en mayoría os los dan esenciales y los utilizáis para lo material; mas en verdad os digo, que por ese camino poco podréis correr y quedaréis obligados a empezar de nuevo la obra. Sin embargo, hermanos míos, puesto que comprendéis estas verdades ¿porqué os habéis de obstinar en no remediar los males que se vienen cometiendo, sea por ignorancia de unos o malicia de los otros? Vosotros, sabéis que la reencarnación para los que no cumplamos en esta materia es inevitable; cortemos, pues, cuantos abrojos podamos con esta materia para que aquellos que tengan que andar de nuevo el camino no lleven tan ensangrentados los pies como los llevamos en la actualidad. ¿No sabéis que debemos trabajar hasta dejarlo cubierto de flores y alfombras? Adelante pues, empecemos una serie de discusiones para quitar los escollos que en la actualidad tienen estacionado el verdadero Espiritismo, con los cuales los malos espiritistas como los malos religiosos se envalentonan y aumentan el materialismo, el ateísmo. ¿Qué otra ha sido la causa de su creación? ninguna. Los hombres pensadores oyeron explicar el cristianismo y les gustó en extremo; vieron las prácticas en los cristianos y se horrorizaron; vieron y oyeron a malos espiritistas y les sucedió lo propio. ¿Qué debemos hacer los que lo hemos comprendido y deseamos que el edificio Deísta y Cristiano en verdad se sostenga? unirnos todos, y recogiendo las ruinas del antiguo edificio fundarlo sobre la fuerte roca para que no sea más derruido por los siglos de los siglos; ¿cómo lo verificaremos? con la teoría y práctica que el Cristo nos enseñó, que no es tan pesada la carga como se nos ha hecho ver por la gente egoísta, y si sabemos cumplir pronto tendremos a nuestro lado las ovejas descarriadas del redil. Discutamos, pues, el Deísmo y el Cristianismo verdad para lo cual invita LA CABAÑA tanto a religiosos cuanto a espiritistas, pero moralmente.

COMUNICACIONES
INSTRUCCIONES DE LOS ESPÍRITUS
Los Mesías del Espiritismo

1.— Ya se os ha dicho que un día, todas las religiones se confundirán en una misma creencia; voy a deciros cómo sucederá esto. Dios dará cuerpo a algunos Espíritus superiores, que predicarán el Evangelio puro. Vendrá un nuevo Cristo y pondrá término a todos los abusos que hace tanto tiempo duran, y reunirá a los hombres bajo una misma bandera.

El nuevo Mesías ha nacido ya, y él es quien restablecerá el Evangelio de Jesucristo. ¡Gloria a su poder!

No es permitido aún revelar el lugar donde ha nacido; y si alguien viniere a deciros: "Está en tal parte", no lo creáis; porque no lo sabrá nadie, antes de que sea capaz de darse a conocer, y hasta ese tiempo es preciso que se cumplan grandes cosas para que se allane el camino.

Si Dios os deja vivir el tiempo suficiente, oiréis predicar el verdadero Evangelio de Jesucristo por el nuevo misionero de Dios, y se verificará un gran cambio con motivo de las predicaciones de este bendecido niño; al oír su palabra poderosa los hombres de diferentes creencias, se darán la mano.

¡Gloria a ese enviado Divino, que restablecerá las leyes de Cristo, mal comprendidas y mal practicadas! ¡Gloria al Espiritismo que le precede y que esclarece todas estas cosas!

Creed, hermanos míos, que no seréis vosotros solos los que recibáis semejantes comunicaciones; pero guardad ésta en secreto hasta nueva orden —(San José— Sétif. Argelia, 1861).

NOTA.— Esta revelación es una de las primeras de esta clase que se nos han transmitido; pero la precedieron otras. Después se dieron espontáneamente un número muy grande de comunicaciones sobre el mismo asunto, en diferentes centros espiritistas de Francia y del extranjero, conformes todas en el fondo del pensamiento; y como en todas partes comprendieron la necesidad de no divulgarlas, y como ninguna se ha publicado, no pueden ser reflejo las unas de las otras. Este es uno de los ejemplos más notables de simultaneidad y de la concordancia de la enseñanza de los Espíritus, cuando llega el tiempo de hablar sobre un asunto (a).


(a) Las comunicaciones de esta clase son innumerables, solo transcribimos algunas y si las publicamos hoy es porque ha llegado el momento de que todo el mundo lo sepa, y para que sepan también los Espiritistas en qué sentido se manifiesta la mayoría de los espíritus.


Barcelona.— Imp. de P. Ortega, Palau, 4.


UNA ADVERTENCIA

Una de las mayores causas que han obligado a salir LA CABAÑA, es el haber llegado a nuestras manos el opúsculo que reproducimos en el folletín y algunos otros. Hemos dado la preferencia a éste por hallarlo algo más arreglado a la moral que los otros, y recomendamos a los verdaderos religiosos como a los espiritistas, que a pesar de no contestar nosotros hasta la página 53, mediten con mucha detención cuanto el P. José Franco aclara el espiritismo, por lo que LA CABAÑA empieza por darle gracias.

IDEA CLARA
DEL
ESPIRITISMO,
POR
EL P. JUAN JOSÉ FRANCO,
DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS.
VERSIÓN DEL ITALIANO
POR
D. ANTONIO NOVELL Y CELLES, PRESBÍTERO


Con licencia eclesiástica.


BARCELONA
Imp. de Pedro Ortega, Palau, 4
1887

IDEA CLARA DEL ESPIRITISMO


AL LECTOR


————————

Es propiedad.

————————

Origen y materia de este tratado.

Esta Idea debe su origen a un opúsculo que hizo mucho ruido en Alemania y en Italia, sobre el cual escribí una larga reseña en el periódico la Civittá cattolica. El título de dicho opúsculo es: Ojeada sobre el Espiritismo (Sguardi nello Spiritismo), por S.A.I. y R. el general archiduque Juan; traducido del alemán por Francisco Busi, 1884.

Pero no me he contentado con escribir una reseña. Conociendo las ideas confusas, falaces y peligrosas que generalmente circulan sobre este asunto; y habiendo estudiado, en otras ocasiones, esta materia con alguna diligencia; he creído que no será inútil el contraponer a las falsedades que andan en boga, el concepto genuino que acerca del Espiritismo nos suministran la historia, la filosofía y la revelación. Dando una mirada al índice podrá ver el lector cuán completamente se ha expuesto la verdadera idea del Espiritismo, a lo menos en cuanto a la sustancia; porque sus accesorios, es claro que no pueden caber en un breve ensayo.

I

Sucesos pseudo-espiritísticos en Viena en presencia de los Archiduques de Austria

1. Objeto del Archiduque al referirlos. Los gravísimos daños que causa a la sociedad civilizada la renaciente barbarie del Espiritismo, merecen que fije la atención sobre ellos aquel que sea capaz de juzgarlos rectamente. Así debía discurrir S.A.I. y R. el Archiduque Juan de Austria, al emprender su ameno escrito titulado: Ojeada sobre el Espiritismo. No se propone tratar sobre el Espiritismo en toda su amplitud: "Me limitaré, dice en la pag. 6, a poner en su verdadero punto de vista la mediumnidad de Bastian (el Sr. Enrique Bastian, célebre médium) que por mucho tiempo se creyó genuina... No tengo otra mira que la de advertir, a tiempo, a aquellas personas cuyo criterio podría vacilar por la lectura de revelaciones de hechos que se han probado ser supuestos, y dispuestas a dejarse enganchar en las filas espiritistas". Excelente pensamiento, tanto el de desenmascarar a un trapalón de nombradía, como el de valerse de este medio para apartar del error a los que peligran de caer en él.

2. La primera sesión espiritística de 17 de Enero de 1884. Las primeras 16 páginas de su opúsculo contienen una revelación deliciosa. Su sustancia viene a ser, que al Archiduque autor, le vino el capricho de ver fenómenos espiritísticos; capricho que puede ser algo excusable en aquel que está profundamente convencido de que todo ello no es otra cosa que juegos de prestidigitación o de charlatanería.

(Continúa en el próximo número)

Volver
Periódico espiritista La Cabaña
Defensor del Deísmo y Cristianismo

Fin
Periódico espiritista La Cabaña nº 1

Siguiente
Periódico espiritista La Cabaña nº 2


Subir al inicio del:
Periódico espiritista La Cabaña nº 1